miércoles, 26 de mayo de 2010

God TV

¡La mamá, fue la mamá!, No sé si Dios habrá dicho eso mientras veía “Paulette” en su enorme televisor de 12,756km de ancho y es que al final todos somos personajes en la Sitcom de Dios. Quizá esto suene raro pero al igual que las series de televisión nuestra vida tiene un debut o inicio de temporada y finalmente un desenlace el cual puede llegar cuando la historia ha dado lo que tenía que dar o el contrato del protagonista a terminado o quizá en el peor de los casos el rating no es lo que uno esperaba.

¿Cuántos canales podrá ver al mismo tiempo?, ahora que lo pienso no puedo dejar de imaginar a Dios pegado a su monitor desde su gran nube viendo como transcurren nuestras vidas, viendo lo inútil de las complicaciones auto inventadas o lo intrascendente de nuestra necesidad de peligro o aventura que nos caracteriza.
¡¡Cuidado Diego!! Están atrás de ti… me pregunto si habrá gritado eso mientras veía las camionetas negras acercándose al jefe Diego, o si justo ahora el será como en algunas películas “Público omnipresente” que sabe que está pasando, donde está pasando y como va a terminar todo, mientras nos mira juzgándonos “Como es posible que no sepan quién es el malo y que no se les haya ocurrido buscar bajo la cama”, ¿habrá sentido una especie de justicia? Ayer que vio la renuncia de Bazbaz, como cuando nosotros vamos al cine y vemos como por fin atrapan al malo.

Y es que en un mundo tan grande y con tantas historias de verdad que si quisiera Dios podría ver de todo, podría ver Lost cuando se cayó el avión de Air france proveniente de Brasil, Scrubs en el seguro social, El show de Cosby con casi cualquier negro en la calle, Expedientes secretos X con Bazbaz como protagonista, Los ricos también lloran con el América cada fin de temporada, los caza fantasmas con Jose Ramon Sanz y Trejo, La vida sigue su curso con Calderon, Mujercitas con el peje, Ebrard y Peña Nieto, La momia regresa con La tigresa, Y tu mamá también con Paulette, E.T. con Jo Jo Jorge Falcón, Sonrisas y lágrimas con José José, El mensajero del miedo con Paolo Botti, Frankenstein con el peje, 2012 en dos años más etc…

Quizá nuestra vida sea producida como una novela de T.V. Azteca y a mitad de nuestro día tengamos que hacer una pausa para poder hablar de las bondades de la tarjeta guardadito de T.V. Azteca o los abonos chiquitos de Elektra.
Bueno al final resulta que Dios no nos Abandono solo cambio de Canal y con esta programación yo no lo culpo.

Nos vemos el siguiente martes gracias y saludos

miércoles, 19 de mayo de 2010

Keeeeeermit

Como hablar rompiendo un secreto, o escribir mi firma en el papel.
Como ver que vuelve a ser invierno y que los niños ya me tratan de usted.
Como abrir mi hucha de dinero, o decidir ser 3 en vez de 2.

Fue quizá hace poco más de seis años, estábamos a la orilla del mar mi hermana y yo, acabábamos de llegar ese día a la playa y estábamos como en cada ocasión que asistíamos ansiosos de meternos al mar, cuando por fin toque el agua hice una cara como de disgusto a causa del frio, en eso dos pequeños niños que estaban cerca de nosotros se acercaron y uno de ellos me miro de abajo a arriba y exclamo como solo los niños saben hacer, SEÑOR, ¿El agua esta rica?, Si contesté mientras mi hermana se reía y me decía SEÑOR.

Esta había sido la ocasión en que más viejo me había sentido, hasta hoy. Recientemente en mis clases de francés hemos empezado a ver los adjetivos y las descripciones por lo que hacemos pequeños juegos donde Bestien (el profesor) nos coloca en la frente una post-it con una identidad y por medio de preguntas que se contestan con si o no debemos adivinar el personaje.

En la primera ronda a mi me toco un personaje fácil (Barbie) por lo que basto con preguntar si mi personaje tenía un Ferrari rosa 2009 para saber que decía mi tarjeta, bueno el punto es que en mi grupo van dos mujeres las cuales son bastante agradables pero al parecer bastante pequeñas.

A una de ellas se les dieron muchas pistas: Es un hombre, come mucho de un vegetal para poder estar sano, le gusta el mar, tiene una esposa flaca muy flaca, y fuma pipa. Creo que todos pensamos inmediatamente en Popeye el Marino, pero ella se dio por vencida y cuando vio su tarjeta dijo “¿Y este tal Popeye quién es?” Sentí que me cayeron encima 25 años de caricaturas.

En la segunda ronda teníamos que describir a un personaje famoso y el grupo tendría que adivinar con base a la descripción quien era. Pondré las mismas pistas que les di a ellos.

No tiene cabello, no tiene nariz, es un personaje de la televisión, es pequeño y flaco, es de buen corazón, simpático e inteligente, tiene una amiga cerdita que quiere con el, es verde, sale en plaza sésamo. Y… es una rana.
Cuando termine de decir eso solo una señora que va con nosotros dijo a es esta rana… René ¿No?, La chava y el chavo de mi edad me dijeron que ¡¡La rana René no salía en plaza sésamo!! Y que solo lo recordaban en los muppets babies, las otras dos chavas no tenían ni idea de quién era la pobre rana Rene ó Kermit.

Esto es algo en realidad muy muy triste sentí que todas las caricaturas de mi tiempo habían desaparecido caricaturas como Remi, Los osos gummies, Las pato aventuras, de repente me veía dentro de un abismo de pokemons, digimons, y otros mons…
¿Qué es lo bonito del asunto? Que todos los que leen esto conocen a la rana Rene y se sentirán igual de viejos que yo ajjajajaa

Nos vemos el siguiente Martes, saludos.

En notas aparte, desapareció el jefe Diego, es una pena que no haya desaparecido en el Estado de México si no el procurador Bazbaz imitando al mismísimo Copperfield ya lo hubiera encontrado en el espacio que hay entre el asiento delantero y el asiento trasero, además hubiera juntado a los lava carros para que le explicaran como lavaban los carros todos los días y nunca se dieron cuenta.

Gracias y saludos.

miércoles, 12 de mayo de 2010

El FIB

Todo niño aprende durante las fiestas de sus amiguitos en la primaria que no importa de qué tamaño es el pastel sino de que tamaño es la rebanada que nos toca. Es decir aunque nuestra rebanada sea pequeña si volteamos a ver las rebanadas de nuestros vecinos y observamos que la nuestra es ligeramente mayor, eso nos hace felices.
Así es la pobreza, la riqueza y la felicidad son “decisiones” o más bien “percepciones” íntimas personales y psicológicas. Lo que nos hace felices a nosotros muy probablemente no tenga el mismo impacto en otras personas, quizá a alguien le mate de alegría salir todos los días de fiesta y quizá haya quien disfrute mas pasar un día en casa platicando o quizá escuchando música o leyendo por otro lado está el que requiere de objetos materiales para cuantificar si felicidad y existe quien requiere ser popular y querido por muchas personas para sentirse bien. Es por eso que hay muchas personas que a pesar de parecer tenerlo todo en la vida son infelices y hay quienes a pesar de subsistir de la caridad de las demás personas parecen no necesitar nada más.

Antes de las elecciones del 2006 un grupo de encuestadores salió a buscar pobres en México, en un país con índice (en ese entonces) de 46.9% de pobres no debería ser complicado hallar alguno. Sin embargo sucedió algo insólito no sé si gratamente o no… pero no había pobres, es decir si los había pero ninguno se consideraba pobre ya que como ellos mismos explicaban “Pobres son los que no tienen ni lo que nosotros tenemos” a pesar de que no tenían nada. Quizá esta es la razón por la que México según una encuesta mundial había obtenido el segundo lugar de felicidad.
Pregunta: ¿Qué país gano el primer lugar de esta encuesta?
No es lo que tenemos si no lo que percibimos yo creo que no es que tanto tenemos si no saber que el vecino tiene un poco menos.

Todos los días anuncian recortes presupuestales, asesinatos, terremotos, desempleo y que la cosa no va a ir mejor. En 1972 al Rey de Bután Jigme Singye Wangchuck le ocurria algo parecido y para defenderse de las críticas internacionales acuño un término muy interesante el FIB felicidad interna bruta.

Para medir este índice por muy descabellado que parezca basta con tener un “diario” si bien lo que apuntemos en el no va a tener un impacto real en como suceden las coas en la vida, por lo menos nos permitirá tener un cambio en la percepción del exterior. En este diario se deben apuntar las cosas buenas que han pasado en la semana.

Hoy no me pelee con nadie, mi jefe me felicito por mi trabajo, en toda la semana no me han asaltado. Quizá anotar este tipo de datos nos haga remplaza el espacio que nuestro cerebro ocupa para retener todos los datos negativos que siempre nos rodean.
El dato del FIB es muy interesante creo que podría medir la calidad de vida real de las personas, el problema es por supuesto que la felicidad no es medible y no es equitativa en todos lados, en México un niño es feliz con un videojuego o un juguete en China un niño es feliz cuando acaba su jornada laboral.
En fin, hagamos crecer el FIB de México hay tantos indicadores que no dependen de nosotros que encontrar uno que si por lo menos hace amena la tarde.

Nos leemos el siguiente martes, saludos.

Respuesta: Por supuesto, Nigeria.

miércoles, 5 de mayo de 2010

Let it be...

La navidad del año pasado muy atinadamente mi mamá me regalo el videojuego de Guitar Hero de los Beatles, y claro hice lo que cualquier persona en mi situación hubiera hecho, junte a dos amigos, uno recurrente de este blog (Germán) y otro buen amigo Rafa y nos pusimos a cantar toda la noche. Creo por no decir que reconozco ser el peor cantante de la vida, pero fue muy divertido tocar las guitarras la batería y cantar a todo pulmón a media noche… Leeeet it BeeeeEEEEEEEeeeeeeEEee.

Esas tardes de videojuegos usualmente comienzan a eso de las diez de la noche con un six de cerveza, que a medida que avanza la noche, disminuyen los litros y aumenta la alegría. Por alguna extraña razón para mí era importante acabar esa misma noche el juego, por fin ya muy cerca de las cuatro de la mañana terminamos la última canción y pudimos irnos a seguir con nuestras vidas, pero ya con el juego acabado.

Esta pequeña historia si tiene una razón de ser, uno de mis más grande hobbies en medida de lo posible es sentarme a escuchar la radio mientras juego videojuegos, usualmente es FIFA mientras escucho “La taquilla”. Este programa a mi me resultaba muy divertido, no tanto por los chismes que contaban ya que muchas veces hablan de personas o eventos que no recordaba mas bien por las bromas que hacían siempre me pareció que ellos estaban en su propia noche de videojuegos pero con un micrófono que grababa todas las bromas, en este programa Sergio Zurita alguna vez dijo “Lo que usualmente a ti te parece divertido para el público también lo es”.

En otro de los capítulos Sergio Zurita le pidió a René Franco que se comprara el juego de los Beatles y lo invitara a jugar a su casa al siguiente día llegaron al programa diciendo que habían jugado desde las diez de la noche hasta las cuatro de la mañana, lo cual para mí fue agradable, saber que personas muy diferentes a ti tienen comportamientos parecidos es en cierta medida tranquilizante.

Ese día al público, incluyéndome nos quedo una impresión de que mas allá de la química y la sinergia que tiene que haber entre los conductores de un programa entre estos dos existía una verdadera amistad. Pocas semanas después Sergio anunció durante la transmisión en vivo desde plaza Satélite que era su último día en el programa. Poco después encontré un articulo donde daba a conocer las razones de su salida, en su mayoría eran razones profesionales, “No quiero ser el Fietelson de la radio” “Me di cuenta que me había acostumbrado a ser el patiño de René y no podría seguir así”

Ya sin el yo trate de seguir escuchando “La taquilla” después de todo ya había sido mi hobby durante más de seis años no podía dejarlo así nada mas, en mi opinión el programa bajo muchísimo dejo de ser divertido y ahora solo es René quejándose de todo el mundo.

Sergio estreno un programa de radio en EXA “Dispara Margot, Dispara” el cual para mí ha tomado el lugar de la taquilla y ahora se ha convertido en uno de mis dos momentos de esparcimiento casi obligados del día jugar FIFA mientras escucho el programa y ver SCRUBS a las once treinta de la noche.

¿Por qué quiero juntar dos historias?, si bien mi vida y la de estas dos personas solo tienen en común que durante una noche los dos jugamos el mismo tiempo el mismo videojuego, me puse a pensar en lo delicadas que son las amistades y lo rápido que una noche de videojuegos o un programa de radio puede ser solo una vieja anécdota.
En mi caso las noches de videojuegos y la cerveza siguen siendo algo cotidiano pero no puedo dejar de pensar que cuando alguno de mis amigos abandone el programa en busca de su aventura lejos de la cerveza y las malas bromas me gustaría tener un cierre así, chistes, canciones y cerveza.

Nos vemos el siguiente martes,