viernes, 27 de abril de 2012

Desterrado en Huehuetoca

La primera vez que me dijeron que tenia que ir a Huehuetoca, el simple nombre me inspiraba lejanía, es decir alguna vez había escuchado el nombre pero de ahí a si quiera saber donde se encontraba el lugar era muy diferente. ¡Pero si ya has pasado por ahí!, me dijo mi papá refiriéndose a las veces que hemos ido a Querétaro y eso era cierto, pero de ahí a si quiera saber donde se encontraba el lugar era muy diferente. Preguntamos a las personas que trabajan con nosotros, ¿Qué tan lejos esta Huehuetoca?, está cerca, “Como a dos horas”, ¿Cómo a dos horas? ¿Cerca?, seguimos preguntando y el tiempo variaba entre dos horas y 10 minutos, hasta que nos dimos cuenta que todos nos daban el tiempo que hacen de sus casas a Huehuetoca y digo el pronóstico servía pero de ahí a si quiera saber donde se encontraba el lugar era muy diferente. En fin, me puse de acuerdo con unos compañeros para llegar la primera vez y nos fuimos con un mapa que nos dieron en el trabajo y un GPS que tuve como buena idea llevar, pero de ahí a si quiera saber donde se encontraba el lugar era muy diferente. Total el tiempo ha pasado y venir a Huehuetoca sin ser algo deseado ya es algo común y ya no esta nada lejos, (si desean saberlo de mi casa hasta acá cronometrado 43 minutos) y hoy heme aquí son las 16:20 de la tarde tenia que haber salido a las 13:00 para llegar a una junta y aquí sigo, esperando que la gente de seguridad diga “Ya se desbloqueo la carretera”, al parecer un grupo de transportistas decidieron que era buena idea cerrar los accesos a la ciudad, si esto es valido o no lo discutiré en otra ocasión pero por el momento estoy desterrado de mi pueblo, en uno más pequeño y aburrido. Hice lo mejor que pude hacer, le marque a mi novia a ver si ella había escuchado algo en las noticias, como mi celular no es de mucha cobertura me acerque a una ventana para tratar de ayudar, “Tengo que contarte algo…” le dije y en ese momento zas… que el celular se me cae de la mano pego en la ventana y quedo en una viga de acero elevada 4 metros del suelo, ósea el celular quedo completamente fuera de mi alcance, por supuesto hice lo mas prudente en ese momento, me ataque de la risa y pedí ayuda a mantenimiento. Oiga, ¿no tendrá una escalera que me preste?, es que mi celular se quedo en el techo, ¿Y como se quedo ahí?, (pues mire decidí dejarlo ahí así cuando suena todos van a escuchar ruido y no sabrán de donde viene) se me resbalo y se quedo ahí, 15 minutos después de iniciar la operación “celular” trajimos escaleras y montacargas y todos se soluciono con una escoba y una buen atrapada. En fin ya con celular en mano pero aquí sigo, esperando que alguien me diga que la carretera ya fue desbloqueada, lo más seguro es que saliendo del trabajo vaya al cine de Huehuetoca, la verdad no esta nada mal es cinepolis y cuesta 27$ jejej esto es bastante curioso, hoy pensaba llegar a casa bañarme e ir al cine, con el bloqueo yo creo iré al cine después a casa y bañarme, no cambio mucho mi tarde, pero como molesta eso de hacer las cosas ¡por que no queda de otra!

No hay comentarios:

Publicar un comentario